MySpace Backgrounds

lunes, 8 de junio de 2009

Estos discursos son diálogos entre un maestro y su estudiante, y son documentados por su valor educativo de tal forma que otros puedan utilizar la misma enseñanza.

Estudiante: ¿Existe una técnica para adquirir el conocimiento de Dios?
Maestro: ¿De qué Dios hablas?
Estudiante: De la única fuente de todo.
Maestro: No, no hay una técnica.
Estudiante: ¿Por qué hay entonces algunos que parecen bendecidos con el conocimiento de Dios, y algunos que parecen completamente ignorantes de su presencia y valor? Seguramente aquellos que están iluminados descubrieron alguna técnica para asegurar su conocimiento.
Maestro: No hay técnicas. Esta es la gran falacia que se ha extendido a través del universo de seres conscientes. Nosotros nos obstinamos en nuestra creencia que hay una fórmula o ritual o maestro que pueda traernos la iluminación –o el conocimiento de Dios.
Estudiante: Si no hay técnica o maestro, entonces ¿por qué todo esto existe? ¿Por qué usted, mi maestro, se sienta frente a mí? O ¿por qué hay tantos libros y maestros eruditos aquí, en este escenario de instrucción? ¿Me está usted diciendo que todos ellos son inútiles?
Maestro: Cuando hay preguntas, hay respuestas esperando ser oídas. Todo esto existe para las preguntas de gente tal como tu. Si estás preguntas no existieran, esto no existiría.
Estudiante: ¿Pero para qué si las respuestas no me están llevando más cerca del conocimiento de Dios?
Maestro: ¿Por qué el conocimiento de la destrucción no yace en las manos de muchos en vez de en las manos de pocos?
Estudiante: ¿Qué quiere decir?
Maestro: ¿Por que el conocimiento de cómo destruir al género humano es—a un nivel masivo—tan cuidadosamente salvaguardado?
Estudiante: Estás hablando de las armas de destrucción masiva?
Maestro: sí.
Estudiante: Naturalmente la tecnología es tan destructiva que necesita ser manejada y controlada por gobiernos responsables.
Maestro: ¿Por qué es controlada?
Estudiante: Si estuviera en poder de cualquier persona destruir las vidas de muchos, él o ella podrían hacerlo si llegaran a enfermarse mentalmente.
Maestro: ¿Es el conocimiento de la destrucción masiva lo opuesto al conocimiento de la iluminación masiva?
Estudiante: No lo sé.
Maestro: ¿Qué tal si te fuera dado el poder de iluminar a las masas de la humanidad o de destruir la humanidad? ¿No serías la persona más poderosa sobre la tierra?
Estudiante: Yo no puedo imaginarme como podría ser más poderoso.
Maestro: ¿Cómo elegirías manejar tu poder?
Estudiante: Supongo que tendría que tener muchos consejeros ayudándome a tomar las decisiones correctas para construir una gran sociedad que fuera rica en cultura y en ciudadanos eruditos.
Maestro: ¿Qué tal si los ciudadanos que tú gobernaras se rebelaran? ¿Qué tal si ellos eligieran ser independientes de tu poder? ¿Qué harías entonces?
Estudiante: ¿Pero si yo tuviera el poder de iluminarlos, por qué ellos se rebelarían? Ellos estarían iluminados y como resultado, ellos elegirían vivir armoniosamente.
Maestro: Pero algunos podrían no querer ser iluminados. Quizás ellos sienten que saben qué es lo mejor para su desarrollo y se resistirían a una fuente externa, sin importar que tan benevolente y sabia fuera.
Estudiante: Entonces los dejaría que siguieran su propio camino.
Maestro: ¿Aún si se matan a ellos mismos y se comportan decadentemente?
Estudiante: Yo trataría de enseñarles cómo comportarse apropiadamente para que aprendieran a vivir armoniosamente.
Maestro: ¿Crees que ellos te escucharían?
Estudiante: Si ellos no lo hicieran, pondría a la gente buena y respetable separada de aquellos que estuvieran en guerra y fueran crueles.
Maestro: Ya veo. ¿Así que tú dividirías tus ciudadanos en dos grupos?
Estudiante: Esta sería la única manera de dar armonía a algunos, si no se les pudiera dar a todos.
Maestro: ¿Y si los ciudadanos que estuvieran en guerra y fueran crueles a la larga tuvieran niños que desearan vivir en armonía, que pasaría entonces?
Estudiante: Ellos sólo necesitarían pedirlo y podrían unirse a la sociedad.
Maestro: ¿Así que los ciudadanos de tu sociedad los aceptarían a ellos sin ningún problema y les conferirían los mismos beneficios sociales que ellos mismos disfrutan?
Estudiante: Sí.
Maestro: ¿Y si ellos no lo hicieran?
Estudiante: Yo tendría que ordenarlo –hacer de ello una ley— supongo. Pero de nuevo, si tuviera el poder de iluminar a mis ciudadanos, seguramente perdonarían ellos a aquellos que fueron llevados por mal camino por sus padres y les permitirían reintegrarse a una sociedad más comprensiva.
Maestro: ¿Y cuál sería el resultado si uno de estos nuevos ciudadanos asesinara a alguien dentro de tu iluminada sociedad?
Estudiante: Serían expulsados y castigados.
Maestro: ¿No iluminados?
Estudiante: Yo asumiría que ellos no fueron capaces de ser iluminados.
Maestro: Por consiguiente tu poder de iluminar no era perfecto.
Estudiante: Supongo que no.
Maestro: ¿Y qué tal si la sociedad decadente decidiera que la sociedad iluminada debería ser conquistada?
Estudiante: ¿Por qué ellos atacarían sabiendo que tengo el poder de aniquilarlos?
Maestro: Tal vez ellos creyeran que tú realmente no posees el poder, o que si lo tienes, tú nunca lo usarías.
Estudiante: Entonces tendríamos que defendernos nosotros mismos y capturar a los líderes de la sociedad decadente y encerrarlos hasta que ellos cambien su forma de pensar y de actuar.
Maestro: Entonces tu poder de destruir tampoco era perfecto.
Estudiante: No de la misma manera que pensé que era.
Maestro: Tú has contestado sabiamente estas preguntas hipotéticas. ¿Ves qué tan complejo es el poder?
Estudiante: Sí.
Maestro: Entiendes que tener el poder de iluminar o destruir es un tipo de poder que la mayoría de la gente consigna a Dios?
Estudiante: Sí.
Maestro: Así que te estaba pidiendo que hicieras el papel de Dios, hipotéticamente.
Estudiante: Entiendo, ¿pero cómo eso responde a mi pregunta acerca de adquirir el conocimiento de Dios?
Maestro: Puede no responderla. Yo simplemente quería que tú tuvieras una mirada de la perspectiva del Dios imaginado por el humano.
Estudiante: ¿Para qué?
Maestro: Si tú quieres el conocimiento de Dios, debes tener alguna perspectiva sobre la posición de un Dios
Estudiante: Pero no quise decir que yo quería tener el conocimiento del Dios que los humanos han creado.
Maestro: Ese es el único conocimiento que tú puedes tener.
Estudiante: ¿Por qué no puedo obtener el conocimiento del verdadero Dios, la Primera Fuente? ¿Por qué no existe una técnica que pueda usar para encontrar y adquirir ese conocimiento?
Maestro: Retornemos a nuestro escenario hipotético. Supón que tu poder de destruir fue simplemente un pensamiento lejano. Si tú te enojaras, tu poder de destruir sería desatado y el destinatario de tu enojo sería eliminado.
Estudiante: ¿Funcionaría esto de la misma manera para la iluminación? En otras palabras, ¿sería yo capaz de iluminar con un simple pensamiento?
Maestro: Sí.
Estudiante: De acuerdo.
Maestro: ¿Cuántas veces al día tienes un pensamiento colérico y un pensamiento para iluminar a alguien?
Estudiante: No lo sé. En un día bueno, no tengo ningún pensamiento colérico
Maestro: ¿Y en un día malo?
Estudiante: Tal vez tres o cuatro.
Maestro: Cada vez que tú tienes estos pensamientos, si estuvieras enojado con una persona, tu enojo heriría el objeto de tu cólera.
Estudiante: ¿Qué me dices del otro lado de la moneda? ¿Qué tal si fuera cariñoso y amable, mis pensamientos también los iluminarían?
Maestro: Precisamente.
Estudiante: Así que, con tan sólo mis pensamientos, puedo herir o ayudar a una persona.
Maestro: Sí.
Estudiante: ¿Entonces no sería razonable que si tuviera el conocimiento de Dios, también tuviera la disciplina de controlar mis pensamientos y emociones?
Maestro: No.
Estudiante: ¿Por qué?
Maestro: Porque tu realidad dominante es la de un ser humano con toda sus debilidades y flaquezas. Estás diseñado para tener pensamientos y emociones espontáneas. Tienes instintos que responden al estímulo, y no puedes controlar tus pensamientos o emociones naturales. Puedes suprimirlos. Puedes ignorarlos. Puedes aun extinguirlos, pero solo por un período de tiempo.
Estudiante: ¿Y por esto es que no puedo tener el conocimiento de Dios?
Maestro: Correcto.
Estudiante: ¿Entonces cada humano está sellado dentro de un mundo de limitación porque ha tenido esta incapacidad de controlar sus impulsos -sean ellos pensamientos o emociones? Esto parece injusto.
Maestro: Tal vez, pero esta misma limitación es liberadora.
Estudiante: ¿De qué manera?
Maestro: ¿Conoces la voluntad de la Primera Fuente?
Estudiante: No, pero yo creo que tengo una idea de lo que está alineado con la voluntad de Dios y lo que no.
Maestro: Si tú verdaderamente sabes que está alineado y que no, entonces necesitarías conocer la voluntad de la Primera Fuente, ¿no es así?
Estudiante: Quiero decir que yo sé la dirección general o la intención de la voluntad de Dios.
Maestro: ¿Pero no los detalles?
Estudiante: Correcto. Yo sé que lo que es amor y luz está alineado con la voluntad de Dios, y que lo que es maldad y obscuridad no lo está. Pero yo no podría distinguir entre los más sutiles matices de luz y obscuridad o entre bueno y malo.
Maestro: Ya veo. ¿Y cómo llegaste a esta conclusión?
Estudiante: Es lo que se me ha enseñado.
Maestro: ¿Y quién te enseñó esto?
Estudiante: Mis maestros, los libros que he leído. Todo el mundo cree esto, ¿no es así?
Maestro: Y porque te ha sido enseñado que la voluntad de Dios es conocible, tu crees que puedes hacer el juicio que un acto de amor está alineado pero un acto malo no lo está.
Estudiante: Básicamente, sí.
Maestro: ¿Qué dices si te sugiero que entender la voluntad de Dios es uno y la misma cosa que poseer el conocimiento de Dios?
Estudiante: No estoy seguro que entiendo lo que quieres decir.
Maestro: ¿Qué crees que quiero decir? Haz un esfuerzo para expresar tus pensamientos, sin importar que tan obscuros puedan ser. Algunas veces la niebla solo se disipa cuando luchas para ver a través de ella.
Estudiante: Tengo la sensación que estás sugiriendo que si entiendo lo que el creador desea de su creación, también entendería una componente clave del conocimiento de Dios. En otras palabras, para tener el conocimiento de Dios, debo saber lo que Dios quiere de mí, lo qué el desea que llegue a ser.
Maestro: ¿Y que piensas que Dios quiere que tú llegues a ser?
Estudiante: Liberado.
Maestro: ¿De la limitación?
Estudiante: Sí. Exactamente.
Maestro: La Primera Fuente desea que tú vivas sin limitación, pero crea un portador del alma y una situación para que ese portador de alma viva dentro de lo que está arraigado en limitación. ¿Por qué crees que es la voluntad de Dios que tú esquives tus limitaciones?
Estudiante: Porque si no tengo limitaciones, soy liberado de las cosas que reducen mi consciencia espiritual.
Maestro: Y qué harás entonces –cuando estés libre de toda limitación?
Estudiante: No estoy exactamente seguro, pero eso será paradisiaco y semejante a lo que Buda llamó Nirvana –liberado del deseo.
Maestro: ¿Por qué razón tu Creador te crearía, te pondría en un portador del alma que estuviera sujeto a una realidad de limitación, construiría una elaborada escuela universo para educarte, y comisionaría a una vasta orden de instructores, solo para posibilitarte pasar hacia el Nirvana o a un estado dichoso?
Estudiante: No lo sé. Eso es en parte lo que yo estoy tratando de entender.
Maestro: Estás seguro?
Estudiante: Bien, esta es una de las cosas que estoy tratando de entender.
Maestro: Si estás tratando de entender esto, entonces contesta mi pregunta.
Estudiante: Pero yo no sé la respuesta.
Maestro: Trata de integrarla lo mejor que puedas.
Estudiante: Estoy de acuerdo con que no tiene sentido que Dios me hubiera educado en las formas del universo y entonces me deje simplemente disfrutarlo, pero yo no sé qué más haría yo. Nadie pinta este cuadro muy claramente.
Maestro: El cuadro, como tú lo pones, está fundado en el servicio a un plan. El plan es el desarrollo colectivo de almas para ser conciente de la naturaleza singular de la universalidad como un proceso indivisible.
Nosotros nos movemos del vecindario a las ciudades, a los estados, a las naciones, a los continentes, a los hemisferios, a los planetas, a los sistemas solares, a las galaxias, a los universos locales, a los superuniversos, al Gran Multiverso –la estructura global de nuestra unidad colectiva.
Y a cada paso emergemos victoriosos del estado menor del ser en que nuestras vidas cada vez más ejemplifican la presencia de nuestra percepción colectiva de lo que es mejor para el curso evolutivo establecido por La Primera Fuente para el Gran Multiverso.
Estudiante: Muy bien, ¿así que esa es la razón? ¿Simplemente ser capaz de mantener la perspectiva de lo que es mejor para el Gran Multiverso? ¿Cómo puedo alguna vez saber tal cosa?
Maestro: No puedes.
Estudiante: Así de nuevo, estoy frustrado en la ignorancia. Esto parece ser el tema de asuntos espirituales.
Maestro: Es solamente porque tú tomas el proceso indiviso y saltas hasta su fin, deseando traerlo más cerca hacia tu realidad del ahora. Tu paciencia es superada por tu visión de lo que es ser.
Estudiante: Yo sé. ¿Pero qué puedo hacer al respecto?
Maestro: Define el conocimiento que necesitas lograr en cada paso de tu proceso. No manifiestes necesitar el conocimiento de Dios antes de tener el conocimiento de tu mundo Tierra o el conocimiento de tu instrumento humano. Configura tu conocimiento dentro del contexto de tu propósito.
Estudiante: ¿Qué quieres decir con eso?)
Maestro: Tú eres un cuerpo físico con complejos impulsos emocionales e instintos; eres también un sistema de nervios y datos colectores que alimentan tu consciencia y cerebro. Además, eres un colectivo de consciencia que abarca tu especie entera y tiempo. Estos elementos comprenden tu instrumento humano.
Como la mayoría de los buscadores, tú tratas de entender la misteriosa sustancia de tu espíritu íntimo -el Navegador de la Totalidad –antes de entender tu instrumento humano. Y aún más concretamente, tú buscas entender al Creador y sustentador del Navegador de la Totalidad antes de entender tu espíritu más íntimo.
Tú has intuido el proceso indiviso porque está almacenado dentro de ti, pero si tú extiendes el alcance de tu entendimiento es porque tú buscas conocer las estrellas antes de conocer el planeta sobre el cual estás parado. Y yo te pregunto, ¿para qué sirve el conocimiento de las estrellas cuando tu hogar es mal entendido?
Estudiante: ¿Estás diciendo que necesito estudiar mi cuerpo y mi mente antes de estudiar el alma?
Maestro: No, estoy diciendo que el conocimiento de Dios que buscas está contenido en cada paso del proceso indiviso. Este no es comprendido en cierta repentina y evasiva experiencia reveladora al final de tu viaje. Este es encontrado en cada paso a lo largo del camino.
Estudiante: Sí, entiendo esto en concepto. He oído eso muchas veces antes, pero siento que estás haciendo una distinción diferente aquí.
Maestro: Tal vez. Solamente estoy recomendando que entiendas al portador del alma antes de buscar conocer el alma, y que entiendas el alma antes de buscar entender a su creador. De lo contrario manera, si primero canalizas tu energía en entender al Creador, verás esto marginalmente, y este conocimiento parcial deformará tu entendimiento del portador del alma y del alma dentro de este.
Estudiante: ¿Pero cómo voy yo a saber que mi entendimiento del portador del alma es adecuado para que pueda embarcarme en el entendimiento de mi alma?.
Maestro: El instrumento humano es un compuesto asombroso de conexiones milagrosas entre los mundos no-físico y material. Cuando tú entiendas estas conexiones, ellas te guiarán hacia tu entendimiento del alma dentro de ti.
Estudiante: Así pues yo debería realmente estarle preguntando acerca de cómo puedo ganar el conocimiento de estas conexiones. ¿Es eso correcto?
Maestro: Sí.
Estudiante: ¿Así que cómo hacerlo? ¿Son los chakras la clave?
Maestro: Mucho se ha dicho y escrito sobre los centros de energía que son rebelados dentro del instrumento humano, pero estos centros de energía no son las conexiones entre los reinos físico y no -físico.
Lo que entrelaza el cuerpo físico con el cuerpo no físico es a lo que nosotros nos referimos como el núcleo fantasmal.
Estudiante: ¿De qué se compone este núcleo fantasmal?
Maestro: El núcleo fantasmal no está compuesto de nada material. Es como una sombra de la conciencia del alma que puede moverse entre los reinos del instrumento humano.
Estudiante: ¿Así éste puede operar igualmente bien dentro de la mente y el cuerpo?
Maestro: El núcleo fantasmal es la consciencia que se mueve entre el cuerpo, las emociones, la mente y la mente genética a una velocidad más grande que la luz. Es más, es el punto de conciencia que distribuye las experiencias del instrumento humano al alma.
Estudiante: ¿Embellece éste las experiencias o simplemente las reporta como una grabadora?
Maestro: Reporta todo en términos extraordinarios.
Estudiante: ¿Qué quieres decir?
Maestro: Aún en los momentos de quietud de tu vida, cuando estás mirando fijamente a través de una ventana o leyendo un libro, hay un gran universo de experiencia que es percibido por este núcleo fantasmal, y cada detalle diminuto es fielmente grabado y transmitido al alma.
El núcleo fantasmal es la súper consciencia del instrumento humano. Está separado del alma, y es considerado el emisario del alma en el mundo natural en el cual el instrumento humano debe interactuar.
Es a través de esta conciencia que las experiencias del alma del mundo natural de limitación y separación, extraen las experiencias que ayudan a construir valorización para el Gran Multiverso que es la vestidura del la Primera Fuente.
Estudiante: ¿Por que nunca había oído esto antes?
Maestro: ¿Quién debería decírtelo?
Estudiante: Tú, por lo menos.
Maestro: ¿Lo acabo de hacer, no estabas escuchando?
Estudiante: Si, pero yo he sido tu estudiante por dos años y esta es la primera vez que oigo de este núcleo fantasmal. ¿Por qué?
Maestro: Nosotros enseñamos a través de asociación y metáfora. A ti se te ha enseñado acerca del núcleo fantasmal, simplemente no habías oído su nombre antes de este momento. Y ahora que tienes su nombre, eso cristaliza en tu mente un cuadro más claro de su designio y propósito.
Estudiante: ¿Pero me toma dos años saber su nombre?
Maestro: Para algunos son dos horas para otros es toda una vida. Depende de la persona y de cómo llega él a sus respuestas. Tú buscaste lo inconocible antes de buscar lo que es conocido en tu vida presente –donde tu conciencia reside ahora.
Estudiante: De acuerdo, hemos establecido que soy un soñador.
.
Maestro: No hay nada malo en buscar lo inconocible. Yo no estoy sugiriendo que tú has malgastado tu tiempo en la prosecución de un sueño.
Estudiante: Pero parece que necesito emplear más tiempo en entender este núcleo fantasmal. ¿Que me recomienda que aprenda a este respecto?
Maestro: Aprende todo lo que puedas acerca del cuerpo humano, las emociones y la mente. Haz de esto el foco de tu estudio por un período de tiempo -quizá un año o dos, dependiendo de la disponibilidad de tu tiempo.
Cuando hagas esto, anota acerca de los aspectos del instrumento humano, ya sea que parezca conectado o anómalo. Por ejemplo, el cerebro está dominado por los datos recibidos de los ojos. ¿Por qué los ojos no dominan la conciencia?
Cuando tomes tus notas, organizadas alrededor de conexiones y fenómenos anómalos, empieza a definir la estructura del instrumento humano como uno lo haría si estuviera haciendo un mapa de la interacción entre el cuerpo, las emociones, la mente y la mente genética. Recuerda que el núcleo fantasmal es la sombra del alma y opera perfectamente entre los pliegues del instrumento humano. Este es el primer receptor y transmisor de la experiencia que usa el instrumento humano de una individualidad específica. Éste es la continuidad del proceso indiviso dentro de los reinos materiales, mientras el alma es la continuidad del proceso indiviso dentro de los reinos no-físicos.
Estudiante: ¿Y qué me dices acerca del Navegador de la Totalidad?
Maestro: Éste es el puente de continuidad entre estos dos mundos. El navegador de la totalidad es el engranaje entre los mundos del tiempo y los mundos del no-tiempo. Es la fusión del alma y del núcleo fantasmal, integrando este vasto depósito experimental de datos, y haciéndolo coherente como una fuerza de transformación.
Estudiante: Me tomará mucho tiempo para crear este cuadro y entender las conexiones.
Maestro: Te tomará toda una vida, si eres afortunado. Sin embargo, si te encausas en el camino de la Primera Fuente sin primero entender las estructuras fundamentales dentro de las cuales tu alma opera, perseguirás un espejismo. Dios aparecerá y desparecerá y la duda te sacudirá cada vez que un nuevo incidente se cruce en tu camino. Parecerá que todo es temporal, hasta la cara de Dios.
Estudiante: Tú dijiste hace un momento que el Navegador de la Totalidad usa las experiencias del portador del alma y del alma como una fuerza de transformación. ¿Transformación de quién y con qué propósito?
Maestro: La transformación es de la personalidad individual -El Fragmento-de-Dios que mora tanto en los mundos del tiempo y del no-tiempo, y está dedicada al Plan Único que abarca todas las formas, personalidades y opiniones que contiene. Esta personalidad es la identidad que aguanta el aspecto cambiante de las formas y la incesante agitación del tiempo para llegar a ser una extensión consciente del Plan Único.
El propósito de esta transformación es la de explorar el Gran Multiverso como emisarios de la Primera Fuente, creando nuevas oportunidades para la expansión y evolución progresiva del Plan Único.
Estudiante: Sospecho que intencionalmente me diste una respuesta abstracta como una forma de recordarme la tarea por delante.
Maestro: Te doy lo que está disponible para ser dado. Las palabras en sí mismas son una abstracción, ¿no es así?
Estudiante: Si no te molesta, quiero volver a mi tarea: estudiar el instrumento humano. ¿Hay algún modelo que pueda usar para así poder comparar mi acercamiento a otros?
Maestro: Puede haber algunos que gustosamente compartirían su investigación y resultados. Yo te animo a colaborar con tus condiscípulos. Esa es una práctica muy útil.
Estudiante: Hablaste de las conexiones en el instrumento humano y de fenómenos anómalos. ¿Puedes por favor explicar eso con más detalle?
Maestro: Las conexiones del instrumento humano son los hilos que conforman la estructura del núcleo fantasmal. Estos hilos entrelazan los senderos entre el cuerpo físico, las emociones, la mente y la mente genética. Dentro de cada uno de éstos hay sub-capas, al igual que la piel del cuerpo humano es diferente al sistema nervioso, el cual es diferente de la estructura esquelética.
El cuerpo por lo tanto está conformado de muchas capas y subcomponentes que componen la total estructura. Esto es igualmente cierto para las emociones, la mente y la mente genética.
Cada una de las conexiones entre estas capas o estratos del instrumento humano, que contabilizan 24 sistemas primarios, se originan en el Navegador de la Totalidad. En otras palabras, estos hilos tienen una base y se abren en espiral tocando cada uno de los 24 sistemas primarios, aglutinándose en un sistema holístico.
Estudiante: ¿Cuáles son los 24 sistemas? ¿Los conozco?
Maestro: No es importante reconocer cada uno de ellos individualmente. Algunos no han sido descubiertos en el mundo del tiempo y el espacio. Yo sólo menciono el número para que tu puedas saber la profundidad del instrumento humano y su estructura impecable y milagrosa.
Estudiante: ¿Por qué eso tan importante?
Maestro: El instrumento humano es considerado por la mayoría de las culturas como un cuerpo que es vulnerable y frágil. Es considerado defectuoso e imperfecto porque se degenera con el tiempo y es susceptible a enfermarse. En algunas áreas, es considerado nada más que un objeto animado para la sensación de placer o dolor. Es tenido en baja estima, e incluso aquellos que sienten un imperativo espiritual, lo miran como el yo menor o inferior.
Estudiante: ¿Pero es el yo inferior, no es así?
Maestro: Es la vasija del alma trascendente. Cuando tú ves una vasija atractiva, ¿Te preguntas qué hay dentro de ella?
Estudiante: Supongo que cuando veo una hermosa vasija –como un trabajo de arte— asumo que la vasija es para la apreciación no para usarse.
Maestro: Ésta no requiere una función utilitaria porque su belleza es suficiente como propósito. ¿Correcto?
Estudiante: Exactamente.
Maestro: El instrumento humano es de la misma forma. Este es una creación concebida maravillosamente; tan es así que la mayoría cree que está vacío. Su propósito está en sí mismo. Ellos no ven los 24 estratos, ellos perciben solamente los 5 estratos dominantes: piel, músculos, huesos, emociones y mente.
Estudiante: ¿Por qué? ¿Por qué nosotros solo vemos estos cinco y no todos los 24?
Maestro: A ti te son enseñadas estas percepciones por adoctrinamiento educativo y por la sociedad como un todo, y por el contrario, no te es enseñado a apreciar y entender los otros 19 estratos. En la mayoría de los casos, estos estratos requieren más vigilancia y persistencia para entender y apreciar.
Estudiante: ¿Entonces cómo aprendo acerca de las otras dimensiones del instrumento humano?
Maestro: Tú estudia el instrumento humano. Tú estudia el cuerpo, las emociones, la mente y la mente genética. Aprende a entender esta vasija sagrada por lo que verdaderamente es: el vehículo exploratorio, aunque temporalmente, de tu más intima, consciencia inmortal en los mundos del tiempo y espacio.
Estudiante: ¿Pero si tú me das información sobre los 24 estratos, no me ayudaría eso en mis estudios?
Maestro: Tal vez, pero no es necesario entender todos estos niveles con la mente humana. Y aquí de nuevo, tú buscas conocer la escalera antes de entender los primeros peldaños. Es la función del tiempo hacer comprensible la escalera por pasos, no por revelaciones singulares.
Estudiante: Entiendo.
Maestro: He aclarado el camino universal; ahora dime que has aprendido.
Estudiante: Muy bien, haré lo mejor que pueda. El núcleo fantasmal conecta los 24 niveles del instrumento humano, y es la consciencia observadora de los mundos del tiempo y espacio para el alma humana. El núcleo fantasmal tiene múltiples hilos, a falta de una mejor descripción, que entretejen estos 24 niveles, y usa estos hilos conectores como vías de transmisión para moverse –como consciencia— de un nivel al siguiente a velocidades cuánticas. Éste pasa entonces su información experimental al alma, la cual luego procesa estos datos entrantes para desarrollar su entendimiento de cómo alinearse con el Plan Único y llevar cada vez más luz a los puestos de avanzada más oscuros del Gran Multiverso.
Maestro: Respira profundamente. Has escuchado bien.
Estudiante: ¿Lo entendí correctamente?
Maestro: ¿Estás interesado en estar en lo correcto o estás interesado en aprender?
Estudiante: ¿Son cosas muy distintas?
Maestro: Pueden ser polos opuestos.
Estudiante: Estoy interesado en aprender y en estar en lo correcto.
Maestro: Tú me preguntaste al comienzo de este diálogo, en cuanto si hay una técnica para ganar el conocimiento de Dios. ¿Lo recuerdas?
Estudiante: Sí.
Maestro: ¿Y has descubierto tu respuesta?
Estudiante: No. No creo que haya una respuesta.
Maestro: Tal vez hay una respuesta, pero es distinta para cada ser humano. Todos los seres se acercan a su creador a través de un sendero único que nunca antes ha sido navegado. ¿Si tú coses el vasto depósito de tu experiencia en los mundos del tiempo y el espacio, crees que este ha sido alguna vez duplicado?
Estudiante: No lo creo. Nunca había pensado en eso antes. Tal vez a un nivel básico ha sido duplicado.
Maestro: Solamente si tú lo simplificaras excesivamente verías alguna similitud en los senderos de las almas ascendentes hacia el reino de su Creador. Con toda veracidad, cada uno de nosotros es tan único como los planetas que están incluidos en el Gran Universo, y es precisamente esta singularidad la que evita que exista alguna vez una técnica universal de la píldora mágica de la iluminación.
Estudiante: Entiendo eso. ¿Fue eso hecho como parte del diseño?
Maestro: Sí.
Estudiante: ¿Supongo que la pregunta real es qué conocimiento es necesario con el fin de construir mis propias técnicas para obtener la comprensión de mi propio yo de múltiples capas?
Maestro: Tú estás en camino si practicas hacer esa consulta cada mañana que te levantes, y te sientas a ti mismo como un imán atrayendo ese mero conocimiento hacia tu vida a través de cada faceta de tu experiencia.
Estudiante: ¿Ayuda si creo que el núcleo fantasmal está presente en mi interior y está absorbiendo este conocimiento incluso si mi mente consciente no lo está?
Maestro: Está en tu interior y lo está absorbiendo.
Estudiante: Estoy agradecido
Maestro: Con mucho gusto.

1 comentario:

haysa dijo...

Maravilloso ...con mucho conocimiento y mensajes.Creo que es un dialogo con tu ser interno .Si buscas a Dios esta en tu interior.MUCHA LUZ.