MySpace Backgrounds

domingo, 16 de noviembre de 2008



Cada tanto aparecen pruebas casi irrefutables para los escépticos acerca de la credulidad y la ignorancia reinantes en los ambientes esotéricos.
Lamentablemente esto es así y para prueba basta un botón: hace algunos meses apareció un correo electrónico donde se daba cuenta de un incréible descubrimiento. El correo decía que unos arqueólogos (con el apoyo de National Geographic India) habían encontrado unas gigantescas osamentas que pertenecían a los míticos gigantes de la antigüedad.



Algunos estudiantes ingenuos de la Sabiduría Antigua enseguida concluyeron que (¡al fin!) las historias bíblicas, las leyendas orientales y las afirmaciones de Helena Blavatsky eran confirmadas por la ciencia...
Pero esta historia fantástica no soporta un mínimo análisis pues se trata en realidad de un fraude realizado con uno de los programas informáticos más poderosos: Photoshop.
Esta es una triste historia que se repite y que deja en ridículo a todos los estudiantes serios de esoterismo, que no son muchos ciertamente pero que los hay, los hay.