MySpace Backgrounds

domingo, 23 de noviembre de 2008

futuro ante la crisis


Hoy he leído un artículo en el PAÍS sobre la crisis financiera,el artículo en cuestión se llama "CUANDO LAS COSAS VAN DE VERDAD MAL".

Y las cosas van realmente mal,no lo pintan nada fácil,lo que me hace pensar que estamos en mitad de algo muy peligroso.

Nuestro sistema peligra y con el nuestra apreciada economía.

¿cuántos de nosotros tenemos los chips cerebrales preparados para este gran cambio?¿estamos preparados ante una gran depresión económica que se extenderá mucho más allá de dos años y cuyas consecuencias financieras, sociales y hasta políticas cambiarán el mundo tal y como lo conocemos, además de tener un efecto devastador sobre el Estado del bienestar y la clase media en que se sustenta?

Dios quiera que los analistas se equivoquen.

Por naturaleza somos adaptables a cualquier circunstancia por eventual que sea,lo difícil llega cuando tenemos que digerir cualquier cambio negativo en nuestros hijos.Ellos en un mañana nos pueden pedir responsabilidades por el legado que le vamos a dejar.Aquí es tontería buscar culpables, ni la Banca,ni la política,ni los gobiernos son responsables únicos de este gran desastre.Nos hemos visto envueltos en una estructura social que sin saber como nos ha atrapado a una comodidad irracional.Nos hemos endeudado con el sistema a sabiendas que el sistema nos esclavizaba,nuestra generación nos hemos convertido en esclavos asalariados.Hace unos meses solamente nuestra preocupación era llegar a fin de mes y pagar unos gastos de cara al futuro,ahora nuestra mayor preocupación es ese futuro.La crisis financiera amenaza nuestro futuro,cuánto más dinero inyectan más crece la deuda,quien va a tapar este enorme agujero....

Pero si finalmente ocurre lo peor, quedémonos con el consejo de Groucho Marx, al poco de arruinarse en el crash del 29: "Creo que el único motivo por el que seguí viviendo fue el convencimiento consolador de que todos mis amigos estaban en la misma situación. Incluso la desdicha financiera, al igual que la de cualquier otra especie, prefiere la compañía". -